Blog del emprendimiento TIC

En emprendimiento no basta con una buena idea, hay que saber venderla

En emprendimiento no basta con una buena idea, hay que saber venderla

A todos nos ha pasado en algún momento de nuestra vida: es como si se encendiera una bombilla que nos iluminara: “¡lo tengo! ¡Con esta idea monto mi startup!” Tras este momento de éxtasis algunos seguirán con su vida normal aparcando la idea en un recoveco de su cabeza mientras que otros se afanarán por hacerla realidad, esos son los emprendedores. Pero lo que no suele venir con esa magnífica idea es cómo vendérsela al mundo. Y precisamente ahí reside una de las claves que el emprendedor eslovaco Ondrej Prostrednik comparte con nosotros: es importante tener una idea pero es más importante aún saber venderla. 

 

Lo sabe bien este joven que ya va por su cuarta startup. Y es que a pesar de su edad, Prostrednik ya tiene experiencia en perseguir sus ideas y convertirlas en algo tangible. Puede que experimentos como ‘Lighting Beetle’, ‘Buddy Sport’ o ‘Cloud Fender’ – sus anteriores startups-, no hayan sido el éxito que se esperaba de ellas, pero el camino recorrido desde que Prostrednik comenzó su primer negocio en el Instituto le ha valido un currículum como emprendedor verdaderamente envidiable. De hecho, el eslovaco no sabe lo que es trabajar como empleado y es que durante toda su carrera profesional ha estado a cargo de equipos de trabajo y proyectos TIC. 

Ondrej Prostrednik es un emprendedor por nacimiento, de esas personas que disfrutan al 100% de su trabajo hasta tal punto que no lo disocian de su vida privada. Y verdaderamente en algunas ocasiones debe ser así, ya que si Prostrednik se tiene que quedar con un consejo que ofrecer a los futuros emprendedores, es el de “concentrarse completamente en la startup, sobre todo al principio”. Él lo sabe bien porque reconoce que en ocasiones se tiende a intentar llevar demasiadas cosas a la vez y no suele ser una buena idea. Por supuesto, esto viene con un coste en esfuerzo y tiempo, como bromea este joven que asegura trabajar las 24 horas al día. En realidad Prostrednik suele dedicarle a su startup 11 horas diarias, con la pérdida de libertad personal que eso implica. Y por eso a la hora de emprender se debe estar completamente apasionado con la idea y el proyecto.

La gestión del equipo es clave

En su caso el proyecto se llama Cloudo, una aplicación que te ofrece acceso a todos los datos que tienes en la nube de forma rápida y sencilla. “Cloudo te permite abrir rápidamente documentos en Dropbox, asignar tareas a tus compañeros en Asana o buscar a través de tus apps –todo en un lugar y al alcance tus dedos-.” Este producto es el resultado de un año y medio de investigación y desarrollo, explica Prostrednik, quien ha contado con un equipo de 5 profesionales. Hasta tal punto es importante elegir a la gente adecuada para tu proyecto que uno de los mayores miedos que nos confiesa este emprendedor es el de contratar a la gente equivocada para su startup. 

Pero por muy bueno que sea tu producto o servicio y el equipo que lo ha hecho posible, antes o después llega el momento de vendérselo al gran público. Ese es el gran reto al que Prostrednik y su gente se enfrentan actualmente, intentando comunicar de la mejor manera posible el valor añadido de utilizar los servicios Premium de su aplicación. No es sencillo y es una de las principales carencias que han encontrado en su ecosistema startup. “Desarrollamos buenos productos pero a menudo no sabemos cómo venderlos”. 

Todo llega con la experiencia

Pero por muy frustrante que pueda ser el tener un gran producto al que no sabemos darle una salida de mercado, Ondrej Prostrednik nos anima a que no nos rindamos y probemos la fuerza del networking, de llamar a las puertas adecuadas y conocer a cuanta más gente mejor. “No hablar con nuestros potenciales consumidores fue el mayor de los errores que hemos cometido”, afirma Prostrednik. De todo se aprende, cada error y cada pequeño fracaso son parte de la experiencia que adquieres como emprendedor. 

Como última reflexión, Prostrednik asegura que el mayor obstáculo en el emprendimiento TIC es no tener un pensamiento lo suficientemente ambicioso. ¡No cometas tú ese error!

Comentarios

Publicar Quiero recibir alertas de nuevos comentarios publicados en esta sección.
Sin comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Aceptar Más información