Blog del emprendimiento TIC

El miedo al fracaso es una parte natural del proceso de emprendimiento TIC

 El miedo al fracaso es una parte natural del proceso de emprendimiento TIC

La percepción del miedo al fracaso es uno de los principales frenos del emprendimiento TIC en Europa, pero también es una posibilidad inherente a cualquier proceso. Por ello FACE Entrepreneurship asume el reto de que se acepte como un aspecto natural del desarrollo necesario para potenciar el aprendizaje y evolución del emprendimiento TIC.

El proyecto FACE (Failure Aversion Change in Europe) promueve el emprendimiento TIC y fomenta una cultura de toma de riesgos a través de una campaña de concienciación que trata de cambiar la  percepción que tienen muchos europeos acerca del temor al fracaso, especialmente en relación al proceso de empezar un negocio TIC. FACE  Entrepreneurship asume el reto de ayudar a los emprendedores potenciales a superar esos miedos y enfrentarse a ellos. 

The perception of the fear of failure

 

Temores relacionados con el camino del emprendimiento TIC

El proyecto FACE Entrepreneurship ha contado con la colaboración de Dr. Jan Brinckmann , profesor de emprendimiento en la escuela de negocios ESADE, un estudio DELPHI para identificar los principales miedos al fracaso, sus causas, sus consecuencias y cómo afrontarlos en el camino del emprendimiento. Una junta de cinco asesores expertos en los sectores de emprendimiento, inversiones, y “mentorship” participaron en el estudio. Además, contó con la colaboración, comentarios y apoyo de otros veinticinco perfiles de expertos en los mismos campos.

La primera ronda del estudio demostró que las principales dudas e incertidumbres relacionadas con  el temor al fracaso, y que afectan al emprendimiento TIC, son:

  • Temor  financiero: Relacionado con no poder recaudar dinero suficiente para mantener el proyecto o de llegar a encontrarse con deudas difíciles de saldar.
  • Recelos profesionales: Vinculado al desarrollo y estatus profesional sobre que una trayectoria profesional pueda acabar y que el esfuerzo, tanto en estudios como en trabajo, del emprendedor haya sido en vano.
  • Miedos competenciales: Dudas sobre no tener los conocimientos adecuados o suficientes para empezar un proyecto. Suele verse acompañado de la falta de acceso a expertos y el miedo de sentirse solo o estancado.
  • Aprensión  a perder la libertad personal: Se refiere al sacrificio de dedicarse en cuerpo y alma a un proyecto a costa de estar con la familia, amigos, pareja y dejar de disfrutar de las aficiones y el ocio.
  • Miedo de la percepción social: Cómo es percibido el emprendedor por la sociedad. Temor a ser juzgado por las personas de su entorno. Se refiere a su imagen ante la sociedad, incluyendo el miedo a ser calificado como fracasado si no funciona la empresa.
  • Falta de autoestima: Tiene que ver con la auto percepción y el impacto psicológico que produce el camino del emprendimiento.
  • Aprensión a perderlo todo: Es una mezcla de todo lo anteriormente descrito.

 

El estudio determinó que ciertos factores pueden aumentar el nivel de reserva en cada emprendedor. Un ejemplo de ello es que si un emprendedor ya ha logrado el éxito tendrá aún más que perder si comienza su propio negocio aunque,  por otro lado,  se pone de manifiesto que éxitos anteriores pueden proporcionar un colchón financiero, o una red de seguridad, que permite al emprendedor sentirse más cómodo acerca de tomar un riesgo.

Otro factor que magnifica el recelo al fracaso es el de la edad. Los emprendedores más jóvenes suelen enfrentarse a proyectos empresariales con menos temor  ya que piensan que tienen menos que perder, aunque tienen que enfrentarse  a su falta de experiencia y conocimiento. Hay muchas más razones que contribuyen a un aumento del nivel del miedo al revés, que iremos abordando a lo largo del proyecto FACE Entrepreneurship a través de distintos contenidos y actividades.

El verdadero valor del miedo al fracaso

A lo largo del estudio surgió una pregunta interesante: ¿Tiene el miedo solo consecuencias negativas? La respuesta  es “no.” Los expertos señalaron que el temor puede dar a un emprendedor un sentido de urgencia a trabajar más y a aprender de los errores. Por este motivo el proyecto FACE Entrepreneurship se propone cambiar la idea de que el fracaso es perjudicial, ya que la posibilidad de fracasar es intrínseca al desarrollo de un proyecto y la puesta en marcha de un negocio TIC;  la diferencia reside en cómo los emprendedores afrontan esta realidad. El estudio destacó que los emprendedores TIC potenciales se benefician más de casos reales de miedo al fracaso y de éxitos de otros emprendedores ya establecidos, por ello adquiere el compromiso de buscar y compartir con nuestros FACErs todas esas experiencias a través de actividades on y offline.

Comentarios

Publicar Quiero recibir alertas de nuevos comentarios publicados en esta sección.
Sin comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Aceptar Más información