Blog del emprendimiento TIC

Crear impresoras 3D, cómo una afición pasa a ser una profesión TIC

Manuela Pipino & Davide Marin

Manuela Pipino es la cofundadora del proyecto Lumi Industries, su principal objeto es el desarrollo y la producción de impresoras 3D accesibles a todos los públicos. Dentro de Lumi, Pipino es la responsable de las áreas de  marketing y la administración de la compañía. Su socio, el ingeniero Davide Marin, se encarga de la parte técnica, con el desarrollo y la investigación de hardware y software.

Nacimiento del proyecto

Ambos realizaban la producción de impresiones 3D como afición. El lanzamiento de su primera impresora, que se presentó en la plataforma Indiegogo, fue un gran éxito y decidieron dejar sus trabajos para montar su propia empresa TIC, Lumi Industries.  En la actualidad trabajan para sacar al mercado su segunda impresora 3D en la plataforma Kickstarter.

A pesar de que su entorno no les apoyaba porque emprender este negocio suponía dejar sus trabajos y no tenían garantías de éxito, nada de esto les desanimó, siguieron adelante, era ahora o nunca. "Tienes que arriesgarte si quieres que tus sueños se hagan realidad". 

Formación y polivalencia como claves de la puesta en marcha de la empresa

Pipino destaca que aunque es una empresa pequeña, hay mucho trabajo que hacer, por lo que todas las tareas las realizan entre ella y su socio, debido a que actualmente sus ingresos no les permite contratar a personal. Esta situación les obliga a ser polivalentes y adquirir conocimientos diferentes en muy poco tiempo, para ellos ésta ha sido una de las mayores dificultades, al convertir su afición en su profesión.

 

 

 

 

Por ello, se pusieron en contacto con la incubadora H-Farm Ventures, donde recibieron nociones de marketing y gestión, con las que poder realizar correctamente la comercialización de su producto. Sin embargo, en la parte técnica tuvieron que ser autodidactas, por lo que Davide Marin usó Internet y su capacidad  para conectar personas y conocimientos, para resolver los problemas técnicos que surgían día tras día.

Compromiso del equipo de trabajo

Afirma Pipino que es imprescindible elegir un buen equipo de trabajo. Cada uno de los miembros tiene que comprometerse, saber ayudar y trabajar en equipo. Nuestra protagonista nos cuenta que “en ocasiones, es duro sacar adelante tu propia empresa ya que supone trabajar mínimo 10 horas al día y tener poco tiempo para el ocio pero es algo por lo que tienes que pasar para obtener buenos resultados”.  

Comentarios

Publicar Quiero recibir alertas de nuevos comentarios publicados en esta sección.
Sin comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Aceptar Más información